Publicado: Mar, dic 9th, 2014
| Hecho por: Joan Barriach

Tebas se pone duro ahora con Barça y Madrid

Valóralo:
1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas! (¿Te parece interesante?)
Loading...Loading...

Tebas se pone duro ahora con Barça y Madrid

La Liga de Fútbol Profesional ha ido un poco más allá en la lucha contra la violencia tras los hechos del Manzanares en el que asesinaron a un ultra del Deportivo y ahora también va a luchar contra los insultos en los estadios. Y no sólo va a ser una cuestión de palabrería, sino que ahora va con hechos, pues el Madrid fue denunciado ya al respecto y tuvo que expulsar y retirar el carné de socio a 17 personas y el Barcelona, el Deportivo, el Rayo y otro club sin especificar fueron denunciados por la LFP a la Comisión Antiviolencia.

¿Es incorrecto insultar? Sí, es obvio que en los principios de la educación debe imperar el respeto a los demás y la tolerancia, tanto de sus filiaciones como sentimientos, formas de pensar y opinar, etc. Se puede considerar que castigar este tipo de conductas puede beneficiar a la larga a la imagen del campeonato y generar un buen ambiente en los estadios, pero, ¿cómo se puede castigar un insulto? ¿Cuál es el límite realmente? ¿En qué punto queda la libertad de expresión? ¿Por qué no se actuó antes cuando el insulto y el menosprecio al rival y al colegiado se han dado en todos/la gran mayoría de campos de España?

Ir ahora a por los aficionados de los dos gigantes de la Liga puede ser un mensaje de fuerza de Tebas en pleno conflicto por los derechos televisivos compartidos y no individualizados pero no es más que una apariencia, pues hasta ahora ha permitido y legitimado que ambos se apropien de más del 50% del total generado por la venta de los citados derechos (junto a otros muchos aspectos) que ha acabado conduciendo a una Liga tan desigual como la de ahora.

¿Será igual de duro con el amaño de partidos?

Otro aspecto en el que se podría discutir la legitimidad de las medidas de Javier Tebas está en los varios casos de amaño de partidos que se han denunciado públicamente en este país. Clásicos son los casos de encuentros de jornadas decisivas en el que el reparto de primas va de boca en boca, pero no deja de ser un fraude deportivo y una puesta en duda a la profesionalidad de todos los deportistas. Ahí, intervenir en estos casos de forma contundente es más difícil (podría suponer el descenso administrativo de algunos clubes, el castigo a jugadores o dirigentes) pero es también un punto en el que de verdad se podría ver que el dirigente de la Liga hace algo más que gestos de cara a la galería. Ser valiente es algo más que buscar insultos en los estadios.