Publicado: Mar, ene 22nd, 2013
| Hecho por: alberto

Novias de futbolistas – Helena Seger, mujer de Ibrahimovic

Valóralo:
1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas! (¿Te parece interesante?)
Loading...Loading...

Helena Seger la mujer del futbolista sueco Zlatan Ibrahimovic, uno de los mejores delanteros del planeta, actualmente en las filas del PSG. Esta impresionante empresaria y modelo sueca es once años mayor que futbolista y es una mujer hecha a sí misma, como la definen las personas cercanas a su entorno.

Novias de futbolistas – Helena Seger

Novias de futbolistas – Helena Seger, mujer de Ibrahimovic

Tras un sinfín de novias de futbolistas que posan ante fotógrafos y viven de la fortuna que sus maridos generan dentro y fuera del terreno de juego, llega en esta ocasión todo lo contrario. Helena Seger, mujer de Zlatan Ibrahimovic, entra por la puerta grande en nuestra sección de novias y mujeres de futbolistas, y lo hace  demostrando como una mujer puede formarse desde cero y convertirse en una persona de talento, fama y fortuna sin necesitar un empujó por parte de su marido.

Once años de matrimonio

La pareja lleva once años casada y se conocieron en una fiesta a las afueras de Malmoe. Se dice que Ibrahimovc quedó prendado por la belleza e inteligencia de Helena nada más verla. Desde entonces no se han separado.

A pesar de estar casada con Ibrahimovic, uno de los futbolistas que más dinero ingresa en el mundo del fútbol, Helena se ha tenido que sacar las castañas del fuego desde muy pequeña.

Para sacarse sus estudios de empresariales tuvo que trabajar como dependienta y camarera en su país natal. Tras comenzar trabajando en pequeñas empresas, Helena se convirtió en responsable de marketing de la marca Swatch Group Norte, consiguiendo un notable éxito. También es un alto cargo de la compañía de vuelos FlyMe.

Helena y Zlatan tienen dos hijos, Maximiliam y Vincent. Al momento de tenerlos, Helena dejó de conducir coches de gran cilindrada, pasión que coparte también con su marido. Antes de ser madre, no era raro ver a Helena por Malmoe o Milán paseando un impresionante Ferrari.