Publicado: Mie, nov 12th, 2014
| Hecho por: Joan Barriach

Luis Suárez: “Morder es relativamente inofensivo” 12/11/2014

Valóralo:
1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas! (¿Te parece interesante?)
Loading...Loading...

Luis Suárez:“Morder es relativamente inofensivo” 12/11/2014

Luis Suárez ya volvió a jugar después de la grave sanción sufrida tras morder a Chiellini y esta semana desveló en una autobiografía sus sentimientos y sensaciones que ha tenido durante todo este tiempo alejado fuera de los terrenos de juego. Según el uruguayo fue tratado como a un criminal y declaró que no lloró cuando conoció la noticia del castigo por parte de la FIFA porque estaba delante del seleccionador charrúa, Óscar Washington Tabárez.

El ahora delantero del Barcelona sí quiso reconocer que cometió un error cuando mordió al defensor italiano en el pasado mundial, pero añadió que fue un gesto “relativamente inofensivo en los incidentes que protagonicé”, puntualizó Luis Suárez. Además, mantuvo que después de que fuera la tercera vez que sucedía un acto como la mordedura a un rival buscó ayuda a diferentes especialistas y dijo sentirse como un blanco fácil por parte de los organismos.

“Vuelta de Guantánamo”

Cuándo ya pudo volver a jugar con el Barcelona, en el trofeo veraniego Joan Gamper contra el Santos Mexicano, reconoció que se sintió como un preso liberado de Guántanamo, como también reconocería Luis Enrique al poder volver a contar con el uruguayo. En ese instante todo el vestuario quiso aplaudir la llegada de Suárez al equipo.

Igualmente quiso recordar en su biografía que estando en el Liverpool tuvo la oportunidad de fichar por el Arsenal de Alexis Sánchez, pero entonces apareció el capitán Steven Gerrard para recomendarle que no se fuera a Londres a jugar a un equipo de un nivel no superior a los reds. Suárez reconoció que entonces tuvo razón en hacerle caso, se quedó, jugó aún mejor hasta que en el futuro llegara un equipo como el Barcelona, el Madrid o el Bayern y se hiciera con sus servicios. Este año fue el suyo y al final recaló en el Camp Nou.