Publicado: Jue, dic 4th, 2014
| Hecho por: Joan Barriach

Luis Enrique humilla a Montoya, que no juega ni ante un 2ªB

Valóralo:
1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas! (¿Te parece interesante?)
Loading...Loading...

Luis Enrique humilla a Montoya, que no juega ni ante un 2ªB

La situación del Barcelona con sus laterales derechos es harto complicada. Alves, con una trayectoria brillante está viviendo sus últimos coletazos en la élite; Douglas, un correcto lateral brasileño que no destacaba en su país vino como apuesta de la secretaría técnica; y Montoya, el que fue uno de los canteranos más prometedores de su generación, se ha quedado estancado y sin contar apenas por los últimos entrenadores. Ayer, ni un minuto ante un equipo de segunda B, fue la cara viva del hartazgo.

Luis Enrique ya ha tomado una decisión, Montoya es su cuarto lateral derecho y Douglas está por encima de él. Alves seguirá siendo el titular indiscutible en las fechas importantes de la temporada y Adriano será probablemente el que sea el suplente de Alves en el lateral en los partidos en el que el “22” brasileño falte, que será por ejemplo el duelo por todo lo alto en el Camp Nou ante el PSG el próximo miércoles.

Luis Enrique, sin palabras

Sobre el encuentro de ayer en Huesca el técnico asturiano no quiso mediar palabra sobre la situación que está viviendo Montoya, con apenas un encuentro disputado en lo que va de temporada. Sin jugar ayer y con contrato hasta 2018 no ha habido una explicación aún razonable al porqué de su situación.

¿Por qué se le renovó con un contrato a largo plazo si el cuerpo técnico no contaría con él? ¿Es de verdad Douglas mejor futbolista que Montoya como para que juegue más minutos que él? Son dos cuestiones que ayer quedaron definitivamente encima de la mesa. Sobre el resto del equipo Rakitic e Iniesta, y sobre todo Samper, dieron el do de pecho y dieron la victoria a los suyos por 0-4 en un partido ante un Huesca combativo en el que ter Stegen siguió a un buen nivel pidiendo minutos para futuros encuentros.