Publicado: Vie, mar 27th, 2015
| Hecho por: Miguel

Las confesiones de Fernando Alonso

Valóralo:
1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas! (¿Te parece interesante?)
Loading...Loading...

Las confesiones de Fernando Alonso
Fernando Alonso por fin se ha sentado a hablar largo y tendido de su accidente. Después de todos los rumores que surgieron entorno al mismo, el asturiano ha comentado que el coche tuvo algún problema, ni fue el viento el causante ni al piloto le ocurrió nada. “Si la telemetría no lo señala es porque no tenemos la tecnología adecuada para verlo”, ha señalado.

Alonso correrá en Malasia después de perderse la primera prueba del campeonato y unos entrenamientos que dejaron mucho que desear en cuanto a las prestaciones del McLaren-Honda en la pista de Jerez durante la pretemporada.

Las declaraciones del piloto español han levantado ampollas en el paddock, en donde la comunidad inglesa es mayoría. Además, son las escuderías las poderosas en este asunto, donde los pilotos no importan tanto y a muchos de ellos se les condena al olvido.

Pruebas médica para llegar a la verdad

Fernando Alonso decidió hacerse toda una tanda de pruebas médicas que demostraran sin temor a la equivocación que él estaba bien antes del accidente y que el verdadero problema vino por un fallo del monoplaza. No solo fueron en el Hospital General de Barcelona sino segundas o terceras opiniones médicas en varios lugares de Europa para esclarecer el asunto. Todo ello para descartar cualquier tipo de problema físico como un ictus, descarga eléctrica o parálisis.

El español tuvo que aguantar desde la cama del hospital a las versiones oficiales y gracias a que tuvo a los suyos cerca pudo aguantarlo sin derrumbarse. No solo familiares, compañeros de parrilla como Felipe Massa se interesaron casi a diario por el estado del piloto.

En la telemetría se ve que el volante no giró pero no se sabe por qué ocurrió esto. También se aprecia que no pudo enderezar el volante e hizo el recto que le llevó a estamparse contra el muro. Sin embargo, en McLaren siguen sin dar su brazo a torcer.