Publicado: Dom, ene 27th, 2013
| Hecho por: Sergio

La Liga – Un gol en propia puerta castiga al Valladolid

Valóralo:
1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas! (¿Te parece interesante?)
Loading...Loading...

Un gol en propia meta de Rukavina en el minuto noventa de partido le da la victoria al Levante ante el Valladolid (2-1) en el partido que enfrentaba a ambos en Primera división. Los vallisoletanos hicieron méritos para llevarse el encuentro ante un Levante que obtuvo más de lo que ofreció sobre el campo en el tramo final del partido.

La Liga – Valladolid

La Liga – Un gol en propia puerta castiga al Valladolid

Cuando el Levante se defendía para conservar el empate en el marcador, con un jugador menos tras la lesión de Diop, ante las ofensivas del Valladolid, llegó el gol de los locales, sin apenas quererlo, que les daba la victoria final inmerecida tras lo mostrado sobre el terreno de juego.

El público del Ciudad de valencia se está especializando últimamente en ver remontar a su equipo, y ante el Valladolid no fue una excepción.

Un gol tempranero de Baraja (0-1 min.8) obligó al Levante a llevar la manija del partido, sin demasiado acierto y pocas llegadas ante la meta vallisoletana.

Remontada levantina – resultados partidos fútbol España

El Levante dominaba sin peligro, y tuvo que ser en el saque de una falta cuando lograría el empate gracias a Bakero (1-1 min.44) al filo del descanso.

Ya en el segundo acto, el partido se mostró más nivelado, incrementándose con el paso de los minutos las acciones de peligro del Valladolid, mucho más dispuesto a lograr la victoria que el equipo local, que se conformaba con el punto del empate en el tramo final.

Dioo se había lesionado, pero no podía abandonar el terreno de juego tras haber el Levante agotado todos los cambios. Por este motivo, el conjunto valenciano optó por defender el marcador ante un Valladolid que se volcó en ataque. Una decisión que al final les costó el partido.

Ya en el descuento, Rukavina, jugador del Valladolid, se introducía el balón en propia meta (2-1 min. 90), dando la victoria al Levante a penas sin quererlo.