Publicado: Mie, feb 25th, 2015
| Hecho por: alberto

La afición culé separada más que nunca: “¿Qué hacemos con Messi en verano?”

Valóralo:
1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas! (¿Te parece interesante?)
Loading...Loading...

Leo Messi cuestionado

Muchos comentarios en las Redes Sociales apoyan a Leo Messi después del partido de ayer, una actitud que nada tiene que ver con lo que opina desde hace mucho tiempo la afición: Quieren venderlo por más de 100 millones en verano. Y es que hay muchos blaugranas que están cansados de que un día rinda al 100% y otro día deje tanto que desear, con actitudes impropias de un jugador que cobra tantos y tantos millones de euros. Un claro ejemplo es cuando camina por el terreno de juego, a pesar de que su equipo pueda ir por debajo del marcador.

El debate está servido, y pese a que desde la directiva blaugrana ha intentado en todo momento defender al argentino incluso llegando a decirle que si quería que cesaran el contrato de Luis Enrique según los rumores, el aficionado está cambiando su manera de ser y hay un porcentaje que cada día es más alto que quieren que Neymar (con más ganas y entrega) sea el referente del equipo.

Todos los balones apuntan a Messi

No cabe duda que unos jugadores tienen más sencillo destacar que otros. No es lo mismo ser Neymar que Leo en el FC Barcelona, eso lo sabemos todos. La pregunta es.. ¿Es la estrategia que necesita el conjunto azulgrana?. Parece que viendo el momento que atraviesa el argentino no es lo más idóneo para los intereses del club.

Aquí puedes visualizar como además de que todos los balones le buscan tiene más privilegios: El argentino juega y se cambia cuando le da la gana, no sigue las órdenes de Luis Enrique.

Este último enlace muestra información que ha sido demasiado para muchos culés, la figura del entrenador existe por algo y nadie debe saltarse sus órdenes.

Ahora el debate es intenso de nuevo, el conjunto azulgrana debe ser más inteligente que nunca y quizá sería el mejor momento para vender a “la pulga”, su motivación en el Camp Nou es casi inexistente.