Publicado: Vie, oct 31st, 2014
| Hecho por: Joan Barriach

Isco, un ‘problema’ para Ancelotti 31/10/2014

Valóralo:
1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas! (¿Te parece interesante?)
Loading...Loading...

Isco, un ‘problema’ para Ancelotti 31/10/2014

Con la inoportuna lesión de Gareth Bale Isco jugará este sábado en Granada su quinto partido consecutivo como titular en el Real Madrid de Carlo Ancelotti. Cinco encuentros en el que el malagueño sencillamente ha estado a un grandísimo nivel que complicará muy y mucho al italiano decidir qué hacer una vez el galés se recupere y esté disponible para jugar.

Con Isco en el campo el Real Madrid ha ido acaparando elogios gracias a su preciosista fútbol y efectividad. Ya no es únicamente un contraataque demoledor, a esto se le añade la precisión y la velocidad de la pelota con el balón en posesión, un aspecto que con Isco ha mejorado hasta destaparse una Iscomanía como la que se vio el miércoles pasado en Cornellà.

Ante el Granada, los mismos del clásico

Después de la victoria importantísima en el clásico de la semana pasada en el Santiago Bernabéu el Real Madrid jugará en el nuevo Los Cármenes de Granada contra el conjunto local, entrenado por Joaquín Caparrós. Ante este partido fuera de casa todo hace pensar que Ancelotti jugará con el mismo once que arrasó al Barcelona con el 4-4-2 con Ronaldo y Benzema arriba, James e Isco escorados en la banda en el centro del campo y Modric y Kroos en la medular.

Con este sistema o con el 4-2-3-1 si juega Bale el equipo blanco se ha encaramado en lo más alto de la clasificación (a un solo punto del Barça) y ha sumado ya diez victorias consecutivas. Racha que aspira a romper Joaquín Caparrós, el entrenador del Granada.

Con Isco saliéndose en el partido contra el Levante, asistiendo y goleando, con su presencia en Anfield rallando casi la perfección en el juego, además de su entrega y sacrificio defensivo, y la gran jugada del tercer gol en el clásico la decisión de a quién quitar para cuando se recupere Bale será un problema para Ancelotti. Isco ha demostrado que no merece ser suplente.