Publicado: Lun, jul 7th, 2014
| Hecho por: alberto

Hamilton vuelve a dar emoción al mundial de F1

Valóralo:
1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas! (¿Te parece interesante?)
Loading...Loading...

El piloto británico de Mercedes Lewis Hamilton, consiguió ayer su segunda victoria en el GP de Silverstone, en su casa Inglaterra. Ciertamente no fue la carrera más sencilla que recuerde el piloto, dado que fue más que dura por las condiciones vividas, pero de bien seguro que se le quedará en la retina, viendo el apoyo que ha tenido desde el principio hasta el final en el trazado inglés. Una de las catedrales del automovilismo y no es para menos, con sus enlazadas curvas medias de alta velocidad, hacen que sea uno de los circuitos más maravillosos para los pilotos, y en el día de ayer disfrutamos de unos piques fantásticos.

El más destacado como siempre de ellos, es el que mantienen Nico Rosberg y Lewis Hamilton por le mundial. El alemán salía desde la Pole, con todo a su favor tras el error del británico en la última vuelta de la Q3 ayer. Pero pronto cambiaron las tornas, puesto que tras una salida accidentada (Grave accidente de Raikkonen con Massa), se colocó cuarto y ya subió 2 posiciones, recordamos salía sexto.

Hamilton vuelve a dar emoción al mundial de F1

Hamilton vuelve a dar emoción al mundial de F1

Nico no pudo

Enfureció cuando lo vio tan cerca, e intentó sacarle toda la distancia posible mientras él adelantaba a los dos pilotos de delante, Button fue un duro hueso que hizo perder algo de tiempo a Lewis, que al avanzar a la segunda posición, se vio a unos 5 segundos de su compañero en Mercedes.

Una distancia que se fue reduciendo décima a décima, demostrando el inglés que tiene el nivel suficiente para ganar el mundial. Rosberg forzó para evitar que le cogiera, y lo pagó con su caja de cambios, relegándole a la última posición del Gran Premio, y dejando a Hamilton a 4 puntos, en vez de los 29 que tenían de diferencia antes de comenzar.

Uno de los piques más destacados fue el de Vettel y Alonso. El asturiano quiso evitar una parada y su coche parecía patinar por el trazado del Reino Unido. No cabe duda de que le puso las cosas muy complicadas, y Vettel se comportó como un niño pequeño quejándose en todo momento.

Al final, el Red Bull pasó al Ferrari gracias a que de 1.1 segundos, pasó a 0,7 aproximadamente gracias a saltarse en un par de curvas los límites de la pista, algo que le hizo coger DRS y avanzar a Fernando, que así mismo los explico tras finalizar la carrera en Silverstone.

Alonso parece claro que se está centrando en 2015, momento en el que quiere volver a ser campeón del mundo.