Publicado: Mie, oct 29th, 2014
| Hecho por: Joan Barriach

Hacienda va a por la selección española 29/10/2014

Valóralo:
1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas! (¿Te parece interesante?)
Loading...Loading...

Los jugadores, cazados por Hacienda

La Agencia tributaria va a por los integrantes de la selección española de fútbol por la no actividad de las empresas creadas para la explotación de sus derechos de imagen. Jugadores como Sergio Ramos, Andrés Iniesta, Iker Casillas, Xavi Hernández, Xabi Alonso o Gerard Piqué son algunos de los afectados por las investigaciones de Hacienda, según ha informado el diario ‘El Mundo’.

Desde 1996 los futbolistas pueden cobrar el 15% de su salario a través de los derechos de imagen gracias a un acuerdo polítivo. Pero a pesar de eso Hacienda, según informa el citado diario, “la mayoría de las sociedades creadas para la gestión de imagen no tienen una actividad real”.

Cabe tener en cuenta que los cobros recibidos como derechos de imagen tributadas a través de sociedades tributan a un porcentaje mucho menor que el IRPF por el salario. Por ejemplo, por concepto de derechos de imagen se tributa al 30% en 2014 mientras que por salario la tributación asciende al 56% en Catalunya y al 52% en España.

No existe delito fiscal

La Agencia Tributaria no considera que haya delito fiscal en las actuaciones de los futbolistas españoles y los clubes pero sí reclama que se abone la diferencia entre el impuesto de sociedades por los derechos de imagen y el IRPF del salario, que puede ascender a 22 o 26 puntos en cada caso, de los últimos cuatro años.

La reclamación de Hacienda puede ascender hasta los 1,5 millones de € si se tiene en cuenta que los salarios ascienden aproximadamente, en estos casos, a 12 millones brutos por temporada. Lo que ha llevado a Hacienda a ese cambio de criterio (se contradice con el pacto de 1996) es un afán recaudatorio bastante pronunciado y acentuado.

Pacto para no dañar su imagen

La mayoría de los futbolistas señalados decidieron avenirse a un pacto con Hacienda y evitar, de este modo, sufrir un desgaste de su imagen ante la opinión pública.