Publicado: Vie, ago 29th, 2014
| Hecho por: Sergio

Florentino sigue jugando al PC Fútbol con el Real Madrid

Valóralo:
1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas! (¿Te parece interesante?)
Loading...Loading...

Florentino sigue jugando al PC Fútbol con el Real Madrid

¿Os acordáis de aquel juego de PC en el que hacías y deshacías a tu antojo con tu equipo de fútbol? Sí, PC Fútbol revolucionó el concepto de los videojuegos de gestión deportiva, y parece que Florentino Pérez, que ya jugó a esto en el pasado -véase ‘Galácticos & Zidanes y Pavones’- lo quiere volver a hacer. Porque vender camisetas parece que justifica fichar a un semidesconocido  James Rodríguez -un filón en Sudamérica- por 80 millones y desprenderse de Di María por un montante similar. La importancia, calidad sobre el campo y el hecho de ser el futbolista que desatasca los partidos y hace ganar títulos no parece importar demasiado a la cabeza pensante del Real Madrid.

Porque Di María, quiera o no el Sr. Pérez, era una pieza clave en el conjunto blanco. Si no, que eche la vista atrás y observe todos los partidos que ganó el actual campeón de Europa en las segundas partes las dos últimas temporadas. Qué casualidad que en un alto porcentaje de ellos -véase la final de Champions- la balanza se declinara tras la salida al campo del ‘Fideo’. El Madrid ha perdido eso, porque el argentino pedía lo justo, y porque no vende tanto como otros. Otro caso Makelele, ¿se acuerdan?

El negocio antes que el fútbol

Es un caso parecido, que no igual, que el de Claude Makelele años atrás. Titular y auténtico pulmón del Real Madrid galáctico, el centrocampista francés pidió un aumento de salario que le denegaron al instante, mientras que cada año se pagaban auténticas millonadas a los recién llegados. Como no vendía camisetas no merecía ese aumento, a pesar de ser el alma defensiva de aquel Real Madrid.

Para este Real Madrid vuelve a predominar el negocio antes que el fútbol. Y debieran recordar los dirigentes que el conjunto blanco es de sus socios, aquellos que aplaudieron en la Supercopa a Di María implorándole que no se marchara.

Sin Di María y sin Xabi Alonso, cuya marcha era cantada, el Real Madrid pierde calidad en su conjunto. Unas bajas que podría costarle muy caro a lo largo de la temporada.

 

S.G. Cogolludo / Sportmaniaticos