Publicado: Mar, dic 30th, 2014
| Hecho por: Joan Barriach

Florentino Pérez rechazará cualquier oferta por Gareth Bale

Valóralo:
1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas! (¿Te parece interesante?)
Loading...Loading...

Bale se quedará en el Madrid

El presidente del Real Madrid, Florentino Pérez, confirmó ante los medios que cubren la visita del club blanco a Dubai para un amistoso contra el Milan que se jugará esta misma tarde que no tiene ninguna intención de traspasar a Gareth Bale ni escuchar “ninguna oferta por cualquiera que fuera su importe”. Cabe recordar que el Manchester United y Louis Van Gaal estaban muy interesados en el delantero galés como parte esencial del proyecto de los ingleses y su objetivo de volver a lo más alto del fútbol mundial.

En su momento Bale llegó al Real Madrid procedente del Tottenham por una cantidad cercana a los 100 millones de euros y se convirtió desde el primer día en un jugador muy importante en los planes de Carlo Ancelotti. Indiscutible en el equipo titular su presencia partiendo desde cualquiera de las bandas y que terminó confirmándose como una de las piezas más esenciales a nivel competitivo en todos los partidos de alta enjundia. En su caso, además, cabe añadir que el rendimiento fue en aumento justo en las finales, pues fue decisivo tanto en la de la Copa del Rey ante el Barcelona que marcó el gol de la victoria en los últimos minutos  como en la de la Champions, pues fue el que marcó el 2-1 en la prórroga y puso en ventaja a su equipo ante el Atlético de Madrid para ganar la décima.

La falta de adaptación a España, el inconveniente

A nivel deportivo la integración del delantero galés es indiscutible. Titular en todos los encuentros importantes y cuajando un buen rendimiento su presencia supone directamente una cuarentena de goles contando los que ha marcado y en los que ha dado la asistencia. El problema, en su casa, reside en que no está siendo capaz de aprender el idioma y apenas se relaciona con sus compañeros excepto Luka Modric y no vería con malos ojos el volver a las islas británicas.