Publicado: Mar, dic 30th, 2014
| Hecho por: Joan Barriach

El Barcelona no podrá fichar hasta el 2016

Valóralo:
1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas! (¿Te parece interesante?)
Loading...Loading...

El TAS deja al Barça sin fichajes

Esta misma mañana el TAS, Tribunal de Arbitraje Deportivo, ha rechazado el recurso presentado por el Barcelona después de la sanción que le impuso la FIFA (no podrá fichar hasta enero de 2016) por las incorporaciones de menores extranjeros extracomunitarios vulnerando la normativa marcada por el máximo organismo del mundo del fútbol.

Esta decisión ratifica el castigo que impuso la FIFA según la cual no podría haber fichado este verano ni tampoco el presente mercado de fichajes de invierno y que fue aplazada hasta la resolución del TAS, la última oportunidad que tuvo el club catalán para conseguir revertir la situación y poder operar con normalidad el próximo verano y reforzar al equipo en las posiciones que se consideraran oportunas por parte de los responsables deportivos.

Lo que sí podrá hacer el club durante todo este tiempo es vender a futbolistas y también incorporar o no a entrenadores, además de poder repescar a los jugadores cedidos como son Denis Suárez o Gerard Deulofeu.

Condenado a la mediocridad

El equipo azulgrana, con la ratificación del Tribunal de Arbitraje Deportivo ha sido condenado a la más absoluta mediocridad deportiva al menos una temporada más. Sin poder reforzarse en un año la debilidad en algunas posiciones se mantendrá y deberá seguir trabajando con los mismos jugadores de los últimos años o confiar especialmente en un filial que no está viviendo precisamente su mejor momento deportivo…

Además de no poder fichar a nadie, que significa renunciar a Marco Reus, a jugadores como Cuadrado de la Fiorentina y otros futbolistas de nivel que sonaron para el primer equipo, la decisión puede también tener consecuencias a nivel interno y precipitar incluso las dimisiones de algunos responsables como Zubizarreta o incluso al presidente Josep Maria Bartomeu. En cualquier caso, se vienen días convulsos en la Ciudad Condal.