Publicado: Sab, ene 19th, 2013
| Hecho por: Sergio

Dopaje 2013 – Armstrong: “Gané los siete Tours dopado”

Valóralo:
1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas! (¿Te parece interesante?)
Loading...Loading...

El ex ciclista estadounidense Lance Armstrong admitió de manera rotunda y sin tapujos que se había dopado de manera sistemática durante su carrera como ciclista, en la esperada entrevista de su confesión con Oprah.

Armstrong aceptó la acusación de la USADA (Agencia Americana Antidopaje) en la que se aseguraba que el ciclista texano había participado y elaborado un programa sistemático de dopaje para aumentar su rendimiento deportivo, lo que le llevó recientemente a perder sus siete Tours de Francia y la medalla Olímpica de bronce en Sydney 2000.

Dopaje 2013 -  Armstrong

Dopaje 2013 –  Armstrong: “Gané los siete Tours dopado”

El de Austin reconoce haber ganado los siete Tours de Francia gracias al dopaje, y asegura que ninguna persona sin doparse podría haberlo logrado jamás. “Los verdaderos héroes son los cuatro que acabaron aquellos Tours sin hacerlo”, afirma Armstrong, que no ha querido desvelar ningún nombre a la hora de defenderse de su acusación ya que él tomó “las decisiones, y ha sido mi error”.

Su cóctel: EPO, transfusiones y testosterona – tenis Dopaje 2013

Armstrong reconoce también haber tomado todo tipo de sustancias prohibidas, pero su cóctel preferido siempre ha sido “EPO, transfusiones y testosterona”, sustancias que empleaba a fondo  para mejorar su rendimiento deportivo.

“Todo se ha tratado de una gran mentira que resultó bastante perfecta durante mucho tiempo. No sentía que estuviera haciendo trampas, doparme era parte de mi trabajo”, afirma Armstrong, que asegura que el resto de su vida lo dedicará a enmendarse y disculparse ante todos los que ha hecho daño.

El cáncer, el detonante

Lance considera a su enfermedad como el detonante de todo. “La actitud de ganarlo todo la tomé primero ante el cáncer y la transporté al ciclismo. Y eso es malo, quise perpetuar la historia. Ganar era importante y aún me gusta, pero ahora veo el triunfo de otra manera. Doparse era parte del trabajo, así es como yo lo veía”, afirma el ex ciclista.

El texano también afirma que durante toda su etapa como ciclista nunca tuvo miedo de que le pillaran. “La última vez que me dopé fue en 2005. No me dopé en 2009 y 2010 (etapa de su reaparición)”. “Nunca di positivo, aunque pasé miles de controles, y los pasé porque en el momento de correr no había nada en mi sistema”, asegura Armstrong, que se ha ofrecido a ayudar en todo lo posible para aclarar todo lo sucedido de aquí en adelante.