Publicado: Jue, feb 28th, 2013
| Hecho por: Sergio

Dani Alves 2013 – El problema de la defensa del Barcelona

Valóralo:
1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas! (¿Te parece interesante?)
Loading...Loading...

La caída en San Siro y la estrepitosa derrota ante el Real Madrid en el Camp Nou han propiciado comentarios negativos sobre la capacidad defensiva del actual Barça. Y casi todas las miradas apuntan en una misma dirección: Dani Alves. ¿Qué le pasa al lateral brasileño? ¿Ha perdido la motivación? Repasamos la actualidad de uno de los puntos flacos del Barcelona este año. Un jugador que hasta hace poco hacía las delicias del Camp Nou  por banda derecha.

El gran recorte de Angel Di María sobre Carles Puyol en el segundo tanto del Real Madrid en el Camp Nou dejó una pregunta en el aire. ¿Dónde estaba el lateral derecho? ¿Y Alves? El lateral brasileño no había ni sobrepasado el centro del campo, andando, mientras su equipo encajaba el segundo, y definitivo tanto ante su máximo rival.

Detalles de actitud que ya se vieron en el partido ante el Milan en San Siro, donde la ganaron la espalda una y otra vez. Al Sharaawy parecía que jugaba sin oponente por ese costado, mientras que Alves insistía una y otra vez en irse al ataque, descubriendo su banda por completo al carecer de las condiciones físicas que le hicieron grande antaño.

Dani Alves 2013 - El problema de la defensa del Barcelona

Dani Alves 2013 – El problema de la defensa del Barcelona

Lesiones, falta de ritmo y concentración – Alves Barcelona 2013

Al Dani Alves 2013 poco se parece al que vimos antaño. Bien es cierto que ha atravesado por varias lesiones esta temporada, con dolores musculares y de rodilla, que le han impedido acumular minutos y confianza en su juego.

El futbolista acostumbraba a subir y bajar la banda de forma constante  a lo largo del partido, algo que ya no hace. Simplemente se va al ataque, descubriendo su lateral y obligando a Puyol o Piqué a realizarle la cubertura, dejando así espacios mortales en defensa.

Bien es cierto que Daniel Alves nunca ha sido un portento en defensa, pero estas carencias las suplía con creces con un soberbio estado físico que hacía que el equipo contrario estuviese más pendiente de sus ataques que de buscar su espalda e intentar sobrepasarle en velocidad. Algo común esta temporada y uno de los males del Barça esta campaña.