Publicado: Jue, oct 9th, 2014
| Hecho por: Joan Barriach

Alonso quiere cambiar los coches tras el accidente de Bianchi 09/10/2014

Valóralo:
1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas! (¿Te parece interesante?)
Loading...Loading...

Alonso información previa a Rusia

Después del grave accidente que tuvo Jules Bianchi, que le mantiene ingresado en coma en un hospital de Japón, Fernando Alonso decidió reabrir el debate sobre la seguridad de los actuales bólidos apostando por nuevos prototipos con cabinas cerradas.

Alonso reconoció en la rueda de prensa previa al Gran Premio de Rusia, en Sochi, que, al menos, habría que poner a prueba la idea de las cabinas cerradas como nuevos coches de fórmula 1 y evitar, de este modo, accidentes de la gravedad del que sufrió Bianchi.

¿Por qué no se estudió en su día apostar por los habitáculos cerrados?

Según información publicada en Mundo Deportivo la Fórmula 1 decidió cancelar la investigación sobre su uso potencial en años venideros debido a las dudas que generaba en los distintos equipos sobre su impacto estético y las repercusiones que podrían tener en el negocio global del circo de la automoción.

“Todos los grandes accidentes han supuesto lesiones en la caberza”, una de las partes del cuerpo que quedaría más protegida con las cabinas cerradas, reconoció el piloto asturiano.

Por ejemplo, el brasileño Felipe Massa sufrió en 2009 en el Gran Premio de Hungría un accidente que estuvo cerca de costarle la vida cuando una pequeña pieza del bólido de su compatriota Rubens Barrichello estalló en su cara sin que pudiera hacer nada por esquivarlo.

A pesar de las bondades de la idea expuesta por Alonso, Massa reconoció que en el caso del accidente de Bianchi ir con un coche totalmente cubierto no habría evitado los graves daños sufridos por el piloto francés.

Otros pilotos de la parrilla discutieron también sobre la idoneidad o no de la instalación de cabinas cerradas en la Fórmula 1. Por un lado Jenson Button y Sebastian Vettel reconocieron que los coches serían más seguros, pero reconocieron que una de las señas de identidad de la competición son los habitáculos descubiertos.