Publicado: Mie, jun 4th, 2014
| Hecho por: Sergio

A Miguel Indurain ya le cuesta seguir a su hijo en bicicleta

Valóralo:
1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas! (¿Te parece interesante?)
Loading...Loading...

Miguel Indurain López de Coicoechea es el hijo del gran Miguel Indurain, el mejor ciclista español de todos los tiempos. Tiene tan solo 18 años y ya apunta para crack, aunque todavía falta por saber si llegará a ser tan solo la mitad de bueno de lo que fue su padre -que ya sería excelente para nuestro deporte-. Está en su primera temporada como sub 23, ha fichado por el Caja Rural, y ya cuando su padre sale con él en bicicleta le “cuesta seguirle”.

Miguel Jr. ya ha sido campeón de Navarra en fondo y contrarreloj, la gran especialidad de su padre, vencedor de cinco Tours de Francia y tres Giros de Italia. No es todavía profesional pero acaba de disputar su primera carrera seria de ciclismo, la Vuelta a Navarra. “Se trata de la mejor prueba en la que me han inscrito hasta ahora. Tenía ganas de disfrutar”, asegura el joven Miguel, al que todos recordaremos en un carrito de bebé cuando su padre doblegaba a todos y se colgaba el oro en Atlanta 96. Ese bebé lleva camino de convertirse en ciclista de élite y parece que no tiene mala pinta. Apunta a crack, como su padre.

A Miguel Indurain ya le cuesta seguir a su hijo en bicicleta

A Miguel Indurain ya le cuesta seguir a su hijo en bicicleta

A Miguel ya le cuesta seguirle

“Está en el equipo de casa, muy ilusionado. Quiere probar en mi deporte y yo salgo de vez en cuando con él, aunque me cuesta seguirle”, asegura Miguelón en una entrevista para el diario AS, donde han hecho un reportaje sobre los inicios de su hijo. Un Indurain 30 años después del debut del mayor en la Vuelta a Navarra.

“Le aconsejo si me lo pide. Hasta los 12 años jugaba al fútbol. Él decidió cambiarse a la bicicleta, porque siempre la ha visto en nuestra familia. Me gusta que se desenvuelva bien en la crono, como yo, y que su planta sea similar. A pesar de que anda en pleno desarrollo, es fuerte y mide 1,85. Veremos si llega a profesional. Estoy orgulloso de lo que hace y de que sea un chaval responsable”, asegura Miguel. Un padre ilusionado con la carrera prometedora de su vástago.